Etiqueta del cargador de formularios
ES es

CARTUCHOS DANMIL: NUESTROS CONSEJOS PARA UNA CORRECTA FILTRACIÓN

UNA CORRECTA FILTRACIÓN ES LA BASE DE LA LIMPIDEZ Y ESTABILIDAD DEL VINO EN EL TIEMPO

La filtración es fundamental para garantizar la estabilidad microbiológica y coloidal, asegurando la limpidez del vino. Es a través de la elección de los cartuchos adecuados y del tipo de filtración adecuado que llegamos a la fase final del pre-embotellado, preservando así todo el trabajo realizado en bodega y la calidad del vino a lo largo del tiempo.

 

Repasemos los diferentes tipos de vino y veamos juntos cómo realizar una filtración correcta y de calidad.

LOS FACTORES CLAVE DE LA FILTRACIÓNI

La producción de nuestros elementos filtrantes es 100% interna. Los cartuchos se producen íntegramente en nuestra empresa danesa DANMIL, que utiliza únicamente materias primas certificadas de alta calidad.


Nuestros cartuchos de filtración DANMIL destacan por su diseño único que garantiza un alto rendimiento de regeneración y máxima compatibilidad con diferentes detergentes. Esto se combina con un alto nivel de conocimiento del proceso y un asesoramiento por parte de nuestro equipo de expertos, así como un constante soporte post-venta.

La calidad del vino nace en el viñedo y continúa en la bodega hasta la filtración final previa al embotellado. Por tanto, la filtración debe ser lo más respetuosa posible con la materia prima. Comencemos desde este punto para explicar qué cartuchos usar y cómo usarlos, en base al tipo de vino que se va a elaborar.

FILTRACIÓN DE VINOS TINTOS JÓVENES

En vinos tintos jóvenes se recomienda prefiltración con cartucho ABSOLUTE PP 3 µm y filtración final con PRE GUARD 1 µm. Esta configuración permite realizar una prefiltración protectora del cartucho final PRE GUARD, es capaz de reducir los NTU y el índice de filtrabilidad, trabajando desde el punto de vista microbiológico y también reteniendo las levaduras Brettanomyces.

LA FILTRACIÓN DE VINOS TINTOS DE CRIANZA

Para filtrar los vinos tintos de crianza se recomienda utilizar ABSOLUTE PP de 3 y 5 µm que permiten reducir al mínimo los componentes del color no polimerizado del todo, que es el causante de posibles depósitos en botella.

FILTRACIÓN DE VINOS BLANCOS TRANQUILOS

En vinos blancos tranquilos es una buena práctica realizar una primera prefiltración con el cartucho ABSOLUTE PP 1,0 µm, y posteriormente una prefiltración con ABSOLUTE PP 0,6 µm. Finalmente se debe realizar una filtración final con ABSOLUTE PES PLUS 0,45 µm con 2,4 m2 de superficie filtrante.

 

Los vinos blancos tranquilos con algún residuo de azúcar y maloláctica aún por completar deben ser filtrados con diversas etapas de filtración y pasar finalmente por la membrana final para asegurar la estabilidad microbiológica en el embotellado.

FILTRACIÓN DE VINOS ESPUMOSOS MÉTODO CLÁSICO

Los vinos espumosos método clásico deben realizar dos pasos: prefiltración con ABSOLUTE PP 0,6 µm y filtración final con ABSOLUTE PES PLUS 0,45 µm. En estos vinos, la elección de los cartuchos está ligada a la necesidad de retener la microflora autóctona y facilitar la inoculación de levaduras seleccionadas, preservando la calidad de la toma de espuma.

FILTRACIÓN DE VINO ESPUMOSO MÉTODO CHARMAT

La filtración de los  espumosos  método Charmat prevé el uso en  pre-filtración, de ABSOLUTE PP 1,0 µm con β-ratio 5000, seguido del ABSOLUTE PP MEMBRAN PROTECT 0,4 µm. Para finalizar, es necesaria una filtración final con ABSOLUTE PES PLUS 0,45 µm.

 

Sobre los espumosos método Charmat la filtración prevé el empleo de cartuchos que disminuyan fuertemente el índice de filtrabilidad y preservan la membrana final.

FILTRACIÓN DE VINO CON BAJA GRACUACIÓN Y ALTO CONTENIDO EN AZÚCARES

Para la filtración de vinos con baja graduación y alto contenido de azúcar, recomendamos una prefiltración con PREGUARD de 1,0 µm y seguida con ABSOLUTE PP MEMBRAN PROTECT de 0,4 µm. Para cerrar sugerimos una filtración final con ABSOLUTE PES PLUS de 0,45 µm

 

Con respecto a estos vinos, como el Moscato d'Asti, recomendamos el uso de una configuración de filtración que permita llevar los índices de filtrabilidad a niveles óptimos, reducir fuertemente la carga microbiológica y preservar la vida de las membranas PES.

FILTRACIÓN PARA UNA ENOLOGÍA INNOVADORA Y SOSTENIBLE

En AEB apostamos por una enología innovadora y sostenible. Desde este punto de vista, la filtración juega un papel fundamental: de hecho, utilizando cartuchos producidos con materias primas certificadas de alta calidad, como las de DANMIL, y trabajando según un enfoque específico, basado en el tipo de vino y el objetivo enológico deseado, permite afrontar mejor la fase final de pre-embotellado, asegurando un vino que conserva sus características organolépticas en el tiempo.