Etiqueta del cargador de formularios
AEB ARGENTINA S.A.
Direcciones y mapa

QUIERE PRODUCIR UNA CERVEZA ÁCIDA ELIJA FERMO BREW ACID!

FERMO BREW ACID ES LA SOLUCIÓN PERFECTA PARA PRODUCIR EXCELENTES Y ORIGINALES CERVEZAS DE FORMA FÁCIL Y SIN RIESGO DE CONTAMINACIÓN CRUZADA

Las cervezas ácidas si profundizamos, tienen sus raíces en un largo historial, como la belga Lambic y la Flanders Red Ale, o la alemana Gose y Berliner Weisse, por nombrar algunos de los principales estilos europeos. Estas cervezas surgen de la fermentación espontánea con bacterias lácticas del género Lactobacillus y Pediococcus y de alternancias de otros microorganismos como Saccharomyces y Brettanomyces, en que cada uno juega un papel muy específico en la creación del perfil organoléptico de la cerveza.

EL REDESCUBRIMIENTO DE LAS CERVEZAS ÁCIDAS

Hoy, las cervezas ácidas están reviviendo una "nueva era". Las nuevas propuestas se caracterizan por un espectro de perfiles organolépticos más amplio que los estilos tradicionales, y gracias a sus peculiaridades, satisfacen los gustos de un público cada vez más amplio.

Este éxito está ligado al trabajo de los maestros cerveceros, en constante búsqueda de nuevas versiones ácidas de los estilos de cerveza más populares. Estilos de cerveza que han cumplido con la filosofía sour, manteniendo natural su connotación ácida, pero con menor aspereza. Un resultado posible gracias a la fermentación realizada con microorganismos seleccionados (bacterias lácticas y levaduras), que desarrollan una acidez más equilibrada, con la reducida presencia de notas fenólicas y acéticas.

FERMO BREW ACID: LA LEVADURA PERFECTA PARA EL SOUR

Levadura Fermo Brew Acid para reemplazar las bacterias lácticas
Levadura Fermo Brew Acid para reemplazar las bacterias lácticas

La especificidad y originalidad son la base de nuestra propuesta para la fermentación láctica de cervezas ácidas. FERMO Brew Acid es una levadura que se utiliza en lugar de las bacterias lácticas en el proceso de acidificación del mosto. Pertenece a la especie Lachancea thermotolerans y aislada en una fermentación espontánea por la Universidad de Dijon. Su peculiaridad radica en su capacidad para transformar los monosacáridos presentes en el mosto en alcohol y ácido láctico. Esto permite obtener cervezas extremadamente agradables y equilibradas, con una acidez redonda y refrescante, un pH en torno a 3,5 o inferior, sin comprometer los aromas típicos de la fermentación y la franqueza sensorial.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE FERMO BREW ACID?

Con FERMO Brew Acid es posible producir cervezas ácidas en poco tiempo y sus ventajas son muchas:

 

  • 01
    De uso fácil, como una levadura seca activa tradicional. La única precaución que se debe tener en cuenta es el monitoreo de la fermentación midiendo el pH.
  • 02
    Reduce drásticamente el riesgo de contaminación cruzada, ya que no es una bacteria ni una cepa de Brettanomyces. Por lo que no es necesario utilizar equipos específicos o protocolos de higiene concretos.
  • 03
    Utilizando esta levadura, los microorganismos residuales presentes en los equipos no podrán desarrollarse junto con las cepas de levadura tradicionales (S. cerevisiae), y por consiguiente, no afectarán a los posteriores ciclos de fermentación.
  • 04
    Permite una fácil gestión del pH. FERMO Brew Acid permite un gradual descenso del pH, lo que facilita su manejo e identificación del momento ideal para la inoculación de la segunda levadura.
  • 05
    Fermenta con un amplio rango de temperaturas, de 18 a 30 C sin desarrollar notas extrañas.

CONSEJOS PARA SU USO

La facilidad de uso es un punto fuerte de FERMO Brew Acid, que se puede inocular cuidando de enriquecer adecuadamente el mosto con activadores de fermentación Fermoplus Fruity y Fermoplus Fragrance. De esta forma, la duración de la fase de latencia será mínima, la fermentación se realizara de forma regular y progresiva y será suficiente controlar la reducción del pH del mosto. Una vez que se ha alcanzado un pH superior a 0,3 respecto al fijado en receta, se procede a la inoculación de la levadura deseada para completar la fermentación alcohólica. Por ejemplo, si el pH final deseado es 3,5, el momento de inoculación de la segunda cepa será pH 3,8.

Con el empleo de FERMO Brew Acid no es necesario utilizar las costosas maltas acidificadas, añadir ácido láctico en la tina de maceración, o utilizar mezclas de microflora (por ejemplo, bacterias y levaduras indígenas) al final de la fermentación del mosto.

ALTA VERSATILIDAD PARA UNA AMPLIA GAMA DE CERVEZAS ÁCIDAS

Cualquier estilo de cerveza que desees, FERMO Brew Acid asegura un pH final adecuado (alrededor de 3,5) y al mismo tiempo garantiza una acidez equilibrada, en armonía con las características del estilo, así como una excelente “bebebilidad” del producto terminado.

La producción de ácido láctico y la disminución del pH son proporcionales a la concentración de azúcares simples en el mosto, que suele ser muy baja. Si el objetivo es alcanzar un pH más bajo, se puede evaluar la adición de dextrosa o D-fructosa en el mosto, aumentando el sustrato utilizado por la levadura para la producción de ácido láctico.

evadura Fermo Brew Acid apta para cualquier estilo de cerveza ácida

FERMO Brew Acid deja un amplio margen de personalización: desde la inoculación con las levaduras tradicionales (S. cerevisiae), hasta la crianza en barrica con adición de frutas o jarabes. Además, en combinación con nuestras Levaduras para cerveza presentes en nuestra gama, permite la elaboración de cualquier versión ácida, como la American-Style Sour Ale, cervezas más complejas que se elaboran con el uso de bacterias lácticas. Las bacterias, de hecho, son sensibles al poder bacteriostático del lúpulo y esto limita la cantidad de lúpulo que se puede utilizar, exponiendo  al riesgo de contaminación y aumentando su dificultad de gestión. FERMO Brew Acid, no es sensible a los efectos bacteriostáticos del lúpulo y puede impulsar la fermentación ácida incluso en mostos muy lupulados o en dry-hopping.

Finalmente, FERMO Brew Acid es capaz de desarrollar diferentes aromas afrutados y un retrogusto complejo al final, que puede ser modulado a través de la temperatura de fermentación: a 18°C, el perfil evolucionará hacia notas cítricas de pomelo, mientras que a temperaturas más altas (30°C) se inclinará a notas de frutas tropicales como mango y papaya.

¿Quiere estar informado de todas las novedades, acciones y eventos de Grupo? Suscribirse a nuestro newsletter!